No recuerdo el día exacto ni la hora y tampoco sé si serviría de algo pero de lo que sí me acuerdo es que lo que más quería en el mundo era volver a respirar. A respirar por la nariz. Y es que hace mucho tiempo que a mi alrededor el aire era masticable y los espejos convexos. Que las paredes se estrechaban tras mi espalda y aunque me sabía de memoria todos los pasadizos siempre me encontraba un laberinto más en la piel y yo más perdida que nunca caminaba hacia mi síndrome de Estocolmo porque allí no me torturaba el eco de mis pasos. Al menos no tanto. Fue la angustia que se me acumulaba en la garganta la que encendió la salida de emergencia.  Formó un tapón en la tráquea que me impedía tragar. Tragar aire. Aire masticable. Entonces me entró el pánico y me abrí el pecho en canal para olerme los pulmones. Empecé a respirar. A respirar por la nariz.
Ahora me doy cuenta de que no había sido casualidad que me guardara un cuchillo en el bolsillo de ese vestido que me regalaste. También me doy cuenta de que te salpicó la sangre.


19 comentarios:

  1. boquear, despertar, encontrar una salida. darse cuenta de que sí, estás viva, y oírte respirar.

    ResponderEliminar
  2. no nos damos cuenta de lo importante que es respirar a pulmón abierto hasta que algo nos bloquea y nos convierte la respiración en un jadeo entrecortado....

    ResponderEliminar
  3. A veces funciona para volver a la realidad. El dolor, digo. Funciona bastante bien para traernos de vuelta.

    (Me casaría con el nombre de Zoe, me parece adorable por completo)

    ResponderEliminar
  4. Respirar es doloroso y difícil, pero la gente no quiere darse cuenta.

    A mi ya no me queda helado, pero seguro que tu guardas al final de la nevera una última cucharada de toffee ;)

    Un abrazo cósmico.

    ResponderEliminar
  5. Uff, que tremendamente angustioso Salomé... no se si prefioero llorar ;)

    Besos al fresco

    ResponderEliminar
  6. en quién te inspirás para escribir?

    ResponderEliminar
  7. Es como si gracias a él y su magnífico cuchillo en tu vestido bonito te salvase la vida para respirar y que una gota de sangre en su cara fue suficiente para decirle lo que ha hecho con tu vida. Y ahora le has dejado totalmente confuso, y no sólo a él, sino a mí también. Como no ibas a querer respirar si eso te salva la vida...

    ResponderEliminar
  8. salomé, tanto tiempo... gracias por pasar a leer nuevamente.

    te dejo un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Paso de nuevo por tu casa, y de nuevo me voy encantado. Ten una buena entrada de semana, y buen domingo.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Jesúúús... hummm, yo ésto.... me ha llamado la atención esa posible idea de qué luz ilumina los letreros de salida; la angustia... "la perra de la angustia me ha llegado preñada de la puta de Esperanza"; ¿era así?, es un poema de la Fuertes.

    Jummm, luego ya me he perdido con mis pensamientos, pero también me ha gustado lo del aire comestible.

    Besiiihhcos

    ResponderEliminar
  11. Gracias por el abrazo, lo ncesitaba de veras.

    ResponderEliminar
  12. Despertaste, no?
    Eso es lo que importa.

    ResponderEliminar
  13. Me encantaría encontrarme en el bolsillo algo que no recuerdo haberme traido de mi otro mundo...

    Besitos...

    ResponderEliminar
  14. Cuando uno no sabe qué hacer lo mejor es respirar profundamente hasta que no te quepa más aire en los pulmones.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Hola
    A veces con el simple tubo de la lapìcera podemos entubarnos la tráquea para darnos aire..Todo un simbolismo tu escrito..que busca aire..dónde no lo hay..a pleno podemos volver a respirar y respirarnos cuando hacemos cambios drásticos..rompemos con viejos esquemas aprendidos..y queremos salir..el dolor puede ser intenso..pero los momentos que vedrán tendrán otra intensidad..
    Si me permites quiero contestarle a la amiga Cris..creo que debemos llevar algo para la vida que vendra..alli nos podemos llevar una sorpresa si llevamos magicamente algo..que deseamos mas allá de toda otra posibilidad..recuerda que no tenemos bolsillos nacemos y morimos ..desnudos
    Saludos desde el sur...

    ResponderEliminar
  16. Hola!! Me gusta tu blog!! Voy a seguir cotilleando, pero antes de despedirme quería invitarte a mi baúl, por si quieres compartir algún sueño con todos los amigos de Coquette. Te espero!
    Hasta pronto =)

    ResponderEliminar

Si te gustan los interrogatorios con palomitas haz click aquí