Con las ganas *

¿Sabes que es lo que más me revienta de todo lo que pasó a día de hoy? Que no sé si respiras. Y ya sabes que me pongo nerviosa cuando no respiras. Y mis nervios han llegado a su límite y empiezo a rozar la paranoia lo cual tampoco me sorprende por eso de que estaba loca por ti aunque nunca te lo haya dicho. Pero eso ahora no viene al caso porque lo que estoy tratando de decir en realidad es que la mezcla de ti con mis delirios me aturde. Más que el vodka. Y también sabes que me encanta el vodka. Y eso es precisamente lo que más me jode. Que me encante el vodka, los delirios, la paranoia y tú. A día de hoy. Y después de tanto tiempo. 

20 comentarios:

  1. A mi madre también le perturbaba a veces que pareciera que no respiraba.

    ResponderEliminar
  2. Los receptores de cualquier droga que se consume siempre aumentan, nunca disminuyen. Eso debería indicar algo.

    Saludos con forma de cereza.

    ResponderEliminar
  3. Y a mí me encantas tú. Y devorar cerezas.

    ResponderEliminar
  4. ya te echaba de menos yo por mi blog bonita :) un beso

    ResponderEliminar
  5. es peligroso mezclar el vodka con la paranoia y con el amor, pero ¿quién no lo ha hecho alguna vez? ¿quién no lo hace todos los días? encatada de conocerte tambien Un abrazo paranoide

    ResponderEliminar
  6. A veces el tiempo es el mejor enemigo, deforma la realidad y te trae de vuelta, como la marea.

    Por aquí todo conduce al inevitable agujero de la esterilidad...Es aún más profundo y seco.
    ¿Qué tal va tu vida?
    Hace mucho que no te oía rugir y ya te echaba de menos en mi reino.

    Un beso, linda

    ResponderEliminar
  7. así se titula una canción de Zahara!

    ResponderEliminar
  8. Jodidas contradicciones!!! acabarán con nosotros...


    Besos sobrios

    ResponderEliminar
  9. Aupa Salomé!
    Perdón por mi intromisión! Fue tan impactante tu comentario en el blog del Hombre de Alabama, que tuve que seguirte... para ver lo que se cocía. Y veo que es bueno!
    Si me permites, aquí me quedo!
    Las mezclas sabes, se acaban cortando. No hay nariz que aguante eso...
    Salud!

    Si quieres pasar por mi blog, es este Que no me canso de ser

    ResponderEliminar
  10. No hay con qué darle, el vodka es el mejor remedio para todo (o no, depende)

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  11. Te salpica la llama del amor, es apasionante,
    y es normal que te sientas nerviosa,
    escribes muy bien, un placer leerte.
    que tengas un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  12. parece una peligrosa combinación para empezar la semana..

    acabo de caer en la cita de Ray Loriga, qué recuerdos...

    ResponderEliminar
  13. el vodka alienta mi locura, la paranoia me mantiene vivo y en ves de un "ella", un agijon con veneno directo a las venas...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Bueno, cambia el vodka por su aliento. Marea igual, pero luego te ahorras la resaca.
    : )

    ResponderEliminar
  15. Tardecita de sábado, y esto parece que vuelte a funcionar. Siempre un placer volver por aquí.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. He comprado una botella de vodka.

    ResponderEliminar
  17. Lo único que no es aconsejable dejar de lado son los delirios. De lo demás se pueden hallar sustitutivos. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  18. Salomé!! me encantan tus escritos. son muy frescos y ácidos a la vez. seguiré tu blog!!! un saludo de Ricard Millàs.

    ResponderEliminar

Si te gustan los interrogatorios con palomitas haz click aquí